Mundo Musical - Almería - Historia
Rocking Blues
Rocking Blues

Cuenta José Antonio Rodríguez, que el nombre del grupo se les ocurrió viendo una película en la terraza Apolo B una noche de verano de 1970. Varios meses antes, cinco jóvenes, vecinos del Barrio Alto, soñaban todo un mundo de gloria y escenarios, emulando a los grandes grupos existentes en España en aquellas fechas. José Antonio Rodríguez, que sigue en la música "desde la barrera", como representante artístico, fue el promotor de la creación del grupo, que en su formación primitiva alineaba en sus filas a "Antonio El Francés", Joaquín "Quinito" como cantante, Pepe a la guitarra, y Nono Morales.

Son esos años donde la imaginación supera la realidad. Y esa realidad fue, que tras escasamente un año "aporreando" instrumentos, el grupo pega un giro y se producen entradas y salidas en su formación. 1972, es el año cuando Los Rocking Blues se fortalecen y así se mantienen hasta su cambio de nombre artístico, "Amarillo", a instancias de la compañía Polydor, después que Pepe González Grano de Oro, líder de Los Puntos, los descubriese actuando en una feria de Puente del Río. Pero esa historia tiene otro color, Amarillo naturalmente.

Los Rocking Blues, con una música sencilla y a la vez de una profunda calidad, recorren la geografía almeriense de Cabo de Gata hasta Pulpí, pasando por todas la comarcas de la provincia. Hábilmente, cuando actúan como teloneros de figuras importantes, llámense Juan Pardo, Los Puntos o Formula V, aprovechaban el momento para sacar a la luz sus propias composiciones. En su repertorio, más de una veintena de temas llevaban el sello del grupo. En 1972 el perfil del grupo ya está ajustado. Junto a José Antonio Rodríguez, líder del grupo y un especial talante comercial, el conjunto lo componen además de Nono Morales -ya con órgano- y Pepe, guitarra, ambos de efímero paso, siendo pronto sustituidos por Cristóbal Cañadas como bajista, y Juan Rodríguez "Gasolina" como batería, dos instrumentistas de calidad como lo han demostrado a lo largo de su carrera artística.

Ese verano se produce un lamentable suceso que marcaría la vida profesional de Rocking Blues. Una noche, el vehículo en que viajan dos de sus componentes, José Antonio y Nono junto a otros dos amigos, sufre un violento accidente de trafico en el parque Nicolás Salmerón. El conductor perdió el control a la entrada de la curva, estrellándose el coche -un SEAT 600- contra la base de una palmera. Dos de los ocupantes, amigos del grupo fallecen. Nono y José Antonio resultan heridos graves de diferentes pronósticos.

El grupo acusa el golpe, ya que estos componentes no pueden tocar durante meses y se van acumulado las letras para pagar los instrumentos. Durante ese tiempo, Roca, un chaval de Los Molinos, canta con ellos, igual que "Colillo". Otro fugaz paso por el grupo, en esta ocasión como "enseñante", fue Emilio Batlles, un gran organista un tanto peculiar.

Rocking Blues, consumada la salida de Nono y Pepe, fija su plantilla hasta su cambio de nombre en 1976, con José Antonio, guitarra y líder del grupo, Cristóbal Cañadas, bajo, Jerónimo González "Quico", organista procedente de Los Solos, y Francisco Sánchez Amador, cantante. Fue una apuesta personal de José Antonio cuando lo descubrió cantando en el parquecillo de la avenida de Santa Isabel, incorporándolo al grupo durante la convalecencia de los afectados por el accidente. Sánchez Amador domina el escenario perfectamente y además es un buen compositor, como demostró en los discos que posteriormente grabaron como Amarillo.

José Ángel Pérez García

* * *

Más: Los componentes de Rocking Blues también tienen vida privada, es decir: se casaron; fueron felices; comieron perdices... tuvieron hijos, estos heredaron el arte de sus papás y, como sus padres pasaron a llamarse "Amarillo" y el nombre "Rocking Blues" estaba guardado en el armario, sus hijos lo han heredado también y:

¡¡ Aquí están !!

Rocking Blues 2 poster

Rocking Blues 2 tarjeta

Rocking Blues 2 Show

Rocking Blues 2 Orquesta Show