Mundo Musical - Almería - Historia
Juan Puertas Segura
Juan Puertas Segura

Tocar la trompeta es algo realmente difícil, pero dominarla hasta llegar a ser un virtuoso de este instrumento es una tarea altamente complicada. Juan Puertas Segura, toda una vida dedicado a la música, sí ha sabido "exprimir" este instrumento del que no se termina de aprender nunca. Personalmente creo, que tocar la trompeta, dar vida a la música y toda su gama cromática con tres pistones, se me antoja un reto imposible. Y una prueba es, que en Almería, tenemos un aceptable numero de saxofonistas, pero, trompetistas pocos.

El maestro, con mayúsculas, Juan Puertas Segura, nació en Almería el 13 de abril de 1940. Inició sus estudios de violín y piano bajo la tutela del maestro Salazar, cuando contaba sólo once años de edad. Tras un corto aprendizaje, "se enamoró" de la trompeta, instrumento que le ha acompañado durante toda su vida profesional.

A los 12 años, ingresó en la banda municipal de Almería. Fue el 8 de diciembre de 1952. Un año más tarde, sus excelentes cualidades motivaron que, el director de la banda, le asignara la trompeta solista con tan solo 13 años de edad.

Puertas, tiene el reconocimiento del público y compañeros de profesión de haber sido un excelente "alma" de este instrumento en la historia de la música de Almería.

A esa temprana edad, ya alternaba sus actuaciones con la banda de música y otros cuatro músicos de la capital, acompañando a la Orquesta Nacional en aquellos festivales de España celebrados en la Alcazaba, durante la década de los cincuenta y sesenta, en aquellas ferias de Almería.

Ha actuado con artistas de primer nivel, como el genial bailarín Antonio o Marianela de Montijo, entre otros. Además, formó parte de la orquesta "Los Chavales", un grupo formado para participar en el concurso radiofónico organizado por Radio Juventud de Almería llamado "Cantando se va a la fama". Ganaron el primer premio en su género, galardón que les fue entregado por la actriz y cantante Marujita Díaz en el teatro Cervantes de la capital.

En el año 1957, Juan Puertas Segura se integró en la popular "Orquesta Donaire", realizando actuaciones en Almería y provincia, hasta que a mediados de 1958, con muchas inquietudes, expectativas y sueños, entra a formar parte de una nueva orquesta llamada "Los Icaros".

Sus componentes fueron: Joaquín de la Muela, voz solista y guitarra baja; Joaquín Sánchez Maldonado, clarinete, flauta, saxo tenor y voz; Enrique Guillén, guitarra solista; Antonio Martínez Miralles, batería; José Barco, Piano; y Juan Puertas Segura, trompeta, percusión y voz. Una vez puesto en marcha el grupo, y viendo las expectativas que se les presentaban, tres de los miembros de la orquesta, decidieron marcharse voluntarios a cumplir el servicio militar y así poder iniciar cuanto antes, libres de estos compromisos, su carrera musical a nivel nacional.

En el año 1961, comenzaron una gira que les llevó a los mejores teatros y salas de fiestas más importantes de España. Estuvieron en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Bilbao, Alicante, Málaga... Los Icaros tuvieron seis actuaciones en TVE, especialmente en el programa "Sonría por favor", actuando junto a grandes estrellas del panorama musical del momento, como "Karina", "Los Tamaras", Luis Aguilé, y Dyango, entre otros.

En el año 1965, en pleno lanzamiento, llegaron a grabar una maqueta para la compañía discográfica "Belter", pero no se materializaron en disco estas grabaciones, ya que por distintas circunstancias sus componentes decidieron disolver el grupo.

Esta ruptura, llevó a Juan Puertas a realizar otras actividades laborales que poco después ya compagina de nuevo con la música. Durante muchos años actuó como miembro de las orquestas de las salas de fiestas de la capital "Hoango" y "Night Club Chapina". Además en esas fechas, fue reclamado para formar parte de los grupos que acompañaron a grandes artistas como Sara Montiel en el Auditoria de Melilla.

En el año 1980, se incorporó de nuevo a la Banda Municipal de Almería como trompeta solista, actividad que alternó como miembro del grupo "Alborada", hasta que finalmente a mediados del año 2005, le llegó la jubilación.

Han sido miles y miles de horas y días de su vida con la trompeta como su mas fiel aliada, compañera y guardiana de sus secretos. Seguro, que ahora mimosamente guardada en el mejor rincón de la casa de este magnifico músico, llorará en silencio hasta que el maestro en momentos de inspiración la despierte y vuelva a darle su "alma".

José Ángel Pérez García