Mundo Musical - Almería - Historia
Antonio Puertas Segura
Antonio Puertas Segura

La saga de los Puertas en la historia de Almería merece un capitulo especial, ya que sin genero de dudas, han formado parte activa de la música en la provincia como auténticos profesionales de una dimensión extraordinaria. Han vivido en primera persona tanto en orquestas, grupos musicales o en la banda municipal todo el esplendor de la música en nuestra tierra durante varias décadas.

En esta ocasión el reconocimiento es para Antonio Puertas. No me escondo para decir que siempre ha sido mi ojo derecho desde que me adentré en esta bendita locura de la música. Lo poco que sé lo aprendí de Antonio durante el tiempo en que coincidimos formando parte del grupo Huracanes. Siempre fue un buen amigo, gran compañero y mejor músico.

Antonio Puertas nació en la capital el 17 de agosto de 1948. Nos llevamos meses. A los doce o trece años ya sintió la llamada de la música plenamente enraizada en toda su familia. Comenzó como "educando" en la banda municipal de Almería aprendiendo a tocar el clarinete. Dos años dura esta primera experiencia de niño.

Estando en la banda, junto a otros jóvenes de su edad -posteriormente grandes músicos- improvisaron un pequeño grupo para ir matando el gusanillo de la música ligera que ya se imponía en todo el país.

Tal es así, que debutan en la caseta popular de Almería durante una feria, actuando en los descansos de la Orquesta Donaire. En ese debut junto a Puertas como clarinete, forman parte del grupo, Vicente Montserrat, a la trompeta -músico de raza-, Paco Carreño guitarra española con pastilla eléctrica y Juanmi Soriano a la batería, otro de los grandes de la música almeriense.

Fue en verano de 1962, tras la experiencia, alternando la música con los estudios en la Escuela de Maestría conoce al malogrado Juan Ramón García León, ex cantante de Frenos, Almanzora y Expresiones, al tiempo que se va acentuando su afición por la música, aunque decide cambiar el clarinete por la batería.

Su primer grupo se llamaron los Huracanes. Allí entró para sustituir a Victorino Muñoz, animado por el líder del grupo Paco Andujar, fundador de Los Huracanes, quien permaneció varios años en el conjunto.

Pasan los años, y la evolución musical de Antonio Puertas va "in crescendo". Rota la aventura de Los Huracanes, entra a formar parte de Los Solos, un grupo nodriza de grandes instrumentistas. El conjunto lo forman Quico al órgano, Miguel Hernández al bajo y Alejandro Escanez a la guitarra. Tenían su local de ensayo en la Avenida de Madrid. Durante la existencia de Los Solos pasaron por el grupo, José Luís Ruiz Sedano y José Ángel Pérez como cantantes.

En este grupo debutó Juan Ramón García León, un descubrimiento de Antonio Puertas y que murió muy joven. Para muchos ha sido uno de los mejores músicos nacidos en Almería. Por supuesto Juan Ramón tiene un capitulo especial.

En aquellos años el intercambio de componentes en los grupos era más que habitual. De Los Solos, Puertas se va a Los Pájaros Negros y allí coincide entre otros con Quico ex miembro de Los Solos. Actuaciones en toda la provincia, presentación en festivales, pero la mili "rompe" al grupo. Precisamente por la marcha al servicio militar de Vicente Montserrat, batería de Los Rivers, Antonio Puertas se incorpora a este grupo.

Fue una época extraordinaria que duró más de un año. Los Rivers tuvieron una singular experiencia al convertirse en uno de los primeros grupo de Almería que llevaron su música fuera de España. Tuvieron numerosas actuaciones en Italia y Suiza. En ese tiempo junto a Antonio Puertas formaban el grupo otro malogrado músico Antonio Ibáñez Montoro "Nono" fallecido recientemente, Alejandro Escanez Ferrón, como guitarra solista y Francisco Ricardo Sánchez Ortíz, "Richard", a la guitarra baja.

Vuelta a Almería y nuevos planteamientos. A Puertas le ofrecen formar parte de "Expresiones", otro grupo histórico con instrumentistas de prestigio. Por sus filas pasaron entre otros Juan Miguel González Morales, ex guitarra de Teddy Boys y su hermano Quico, Juan Ramón García, Ángel Muñoz al bajo y Pedro Piñero que posteriormente le sustituyó. El 30 de noviembre de 1973 Antonio Puertas deja la música pop e ingresa en la compañía Sevillana de Electricidad.

Su última actuación con el grupo fue en Roquetas de Mar y el grupo actuaba como telonero de Tony Ronald. Tras unos años sabáticos, Antonio decide alternar su trabajo con la música. Esta vez volviendo a sus orígenes, tocando el clarinete.

En primavera de 1982 se presenta a una vacante de plaza como profesor de este instrumento en la banda municipal de Almería. Durante once años la batería es solo un recuerdo y se dedica en cuerpo y alma, al instrumento con el que se inició hasta que en 1992 decide pedir la excedencia en la banda y retirarse.

Dicen, que cuando un músico de la categoría de Antonio Puertas se retira profesionalmente, las partituras lloran su ausencia en silencio. Un abrazo amigo.

José Ángel Pérez García