Mundo Musical - Almería - Historia
Ángel Barceló
Ángel Barceló

La saga de los Barceló ha marcado de forma rotunda la historia de la música en Almería. Desde el patriarca Ángel Barceló, extraordinario contrabajo, su primogénito Ángel, su hermano "Juanono" o Pilar, todos ellos han contribuido de manera notoria en el enriquecimiento de Almería en su aspecto musical.

Ángel Barceló, nacido en 1945 en la barriada de Ciudad Jardín, como no podía ser de otra forma, lleva la música en la sangre. A los siete años debutó como cantante en un programa cara al público de Radio Juventud de Almería. Aún recuerda la canción. "Diana" de Paul Anka.

Comienza sus estudios, y de adolescente acompaña a otra cantante almeriense Mary Lourdes Soria, haciendo un dúo e interpretando temas de zarzuela. Con apenas 18 años se enrola en las filas de Los Trovadores B, un grupo de jóvenes promesas que sustituían en los descansos a los titulares entre los que se encontraban Angel Barceló padre, Pacorro, y Luis Gázquez entre otros.

El debut de "Los Trovadores B" fue en el club de mar. Allí compartió Ángel Barceló escenario con Luis García Escobar, Cristo Sánchez de la Higuera (hijo) y Paco Andujar.

En el año 1972 pasaron a llamarse Los Ruthy Jazz. En este grupo estuvieron Pérez Cirera -guitarra y voz-, Luis García Escobar, Ángel Barceló, Paco Andujar y Juanmi Soriano, un prodigio en la batería.

Siguiendo cronológicamente con su vida musical, una vez disuelto este grupo se enroló con Los Trovadores auténticos. Allí se juntó con su padre, Paco Bernabeu, Luis Gázquez y Emilio Leseduarte. Este grupo inauguró la sala de fiestas "Manolo Manzanilla". Estuvo en el grupo hasta 1966, año en que fue reclamado para servir a la patria. Le tocó hacer la mili en el cuartel General del Ejercito en el Sahara. Dos años y escasos permisos. Allí tras colocarse en el botiquín del cuartel, a los pocos meses forma una orquesta con otros militares y actúan casi todos los fines de semanas en fiestas, recepciones e incluso en el club del aeropuerto. Su salida de Los Trovadores la ocupó su hermano Juanono Barceló, un talento del teatro. En 1968 vuelve a Almería licenciado y retorna a la sala de fiestas de Manolo Manzanilla. Allí actua un grupo llamado "Los Blues" que no son otros que Telesforo, un eterno a la batería, Benjamín Abad Matarín, saxo tenor y Paco, otro buen músico que tuvo un tragico final. Luego llegaron "Los Dos y Dos", posiblemente una de las mejores orquestas surgidas en 1971 en Almería y de gran proyección.

Este súper grupo lo formaban junto a Barceló, el saxofonista Emilio Leseduarte Muley, Paco Mercader a la guitarra, un personaje excéntrico, pero un músico genial y Luis Gázquez. Los Dos y Dos fue la orquestas encargada de inaugurar la sala de fiestas Chapina, ubicada frente desaparecido Cine Listz, para acompañar a las atracciones. Esta formación se mantuvo un par de años teniendo que ser reforzada con un pianista de Murcia, que durante una semana santa regresó a su localidad y no volvió, lo que obligo a que Ángel Barceló tuviese que hacerse cargo de los teclados. En un fin de semana se fue a Granada -al incombustible Calleja- y se trajo un Farfisa Compacto.

En 1974 se formaron "Los Nómadas". Los primeros ensayos los efectuaban en una pequeña casa ubicada en el barrio Alto, propiedad de un amigo del grupo.

Una vez puestos a punto empiezan a recorrer la geografía provincial. Se trata de un grupo de acusada personalidad con un buen sonido en directo. Junto a Barceló al órgano, José Miguel Gil "El Niño" músico de condiciones extraordinarias, encargado del bajo, Fernando a la guitarra, Juanono Barceló, guitarra rítmica y Joaquín Maldonado. Por este conjunto que estuvo en primera línea unos cuatro años, hasta 1978 desfilaron músicos de la talla de Antonio y Juan Bisbal, saxo alto y trompeta, Juan Viciana ex director de la banda municipal de música de Almería y Pepe Flores a la batería.

A finales de los setenta, Ángel Barceló decide salir de Almería y buscar nuevos horizontes musicales. Junto a Pepe Flores se marchan a la playa de San Juan en Alicante con la idea de formar un grupo y actuar por aquella zona. Desde Almería se incorpora el trompetista Andrés Hinojo, fallecido recientemente y completan el conjunto con otros dos musicos alicantinos. La experiencia se mantiene un año y Barceló y Pepe Flores se van a Benidorm. Allí junto a otro músico catalán forman un trío y recorren casi todos los pub, hoteles y restaurantes de la ciudad.

En 1980, algunos miembros de Los Icaros lo llaman para que se incorpore a la orquesta Hoango, Coincide con Bisbal, Emilio Leseduarte, Pepe "El Pajilla" y otros. Inauguran la sala de fiestas "Carrusel" y al poco tiempo a Barceló le tienta la aventura. Ya en solitario se marcha a Cartagena para actuar en varios hoteles. Canta y toca el órgano en numerosos locales hasta que un tanto cansado, "La voz de la noche" como lo bautizó el cantante almeriense Paco Urrutia regresa a su tierra. La figura de Ángel Barceló es sobradamente conocida entre el publico almeriense.

Durante 10 años seguidos ha estado tocando en el hotel Porto Magno de Aguadulce y llevaba otros cinco actuando en el hotel Portobello de Roquetas. Sigue en la brecha, aunque obviamente pensando ya en una retirada formal al rondarle la jubilación.

(ANGEL BARCELO, TROVADORES, RUTHY JAZZ, DOS Y DOS, LOS NOMADAS)

José Ángel Pérez García