Mundo Musical - Almería - Historia
Amor de Madre
Amor de Madre

Grupo pionero del pop-rock de mediados de los 80, tuvo una desigual y dilatada existencia que finalizó a comienzos del 93. En el 2005 volvieron a reunirse para celebrar los 20 años de su formación, con la edición de un CD recopilatorio.

Fue a comienzos del 85 cuando se gestó la idea de la mano de Antonio José Molina (voz y guitarra) y Juan Antonio Peregrín (guitarra), ambos disidentes del grupo de punk-rock "Traidores", que hicieron una formación paralela a ésta, llamada "Aeropuerto Jaî", muy inspirada en "la movida". El grupo no prosperó porque todos sus miembros, excepto Antonio, continuaron en "Traidores".

De aquí surgió Amor de Madre, como una continuación de Aeropuerto Jaî, al desaparecer ya "Traidores", y a la que se unió Fernando del Moral (letrista y cantante ocasional). A esta formación original se sumaron pronto músicos de dilatada experiencia: Fino Oyonarte (bajo) y Nandi (batería); con quienes grabaron su primera maqueta (La reina de la butaca;Roma, murió... y Mi Tío), a finales del 85.

Cuando Nandi y Fino decidieron dejar el grupo (éste último fue reclutado primero por Glutamato YeYe, y luego por Los Enemigos), fueron sustituidos por José Manuel Romacho (batería, ex "Catálogos Convincentes") y Manolo Osorio (bajo, ex "Estratos"). El grupo se estabilizó y grabaron en Madrid su primer single (Mi tío) para el recopilatorio andaluz "27 Puñaladas". Además, se grabó una canción (Elegible) para el LP recopilatorio de grupos patrocinado por la Diputación de Almería y con quien realizaron la correspondiente gira de verano. También destacar una actuación en el pub King Creole de Malasaña (Madrid).

Cuando José M. dejó el grupo para formar en Guadix, Bankillo de Acusados, le sustituyó de manera definitiva Rafael Hernández "Zapa", baterísta procedente de "Ataud". Con él se consolidó la base rítmica del grupo que definiría el sonido de ADM, caracterizado por voces melódicas y guitarras desbocadas sobre una base demoledora. Esta tercera formación estuvo presente en los principales eventos musicales del 87 y 88, destacando la actuación en la mítica discoteca "Garage Central" (ver portada del CD recopilatorio). Por esa época ya actuaron como teloneros de los mejores grupos españoles del momento, que venían a hacer su agosto a Almería (La Guardia, Los Rebeldes, Loquillo y los Trogloditas, Radio Futura...)

Al abandonar J. A. Peregrín el grupo a mediados del 88, le sustituyeron varios guitarristas profesionales para hacer las galas del verano, estos fueron Paco Rivas (88) y Diego Ruíz (89). Con Diego grabaron una maqueta, cuyo tema estrella Desunión fue muy radiado por Canal Sur Radio. Faltó materializar este hit en un single que seguro hubiera sido un éxito comercial, pero se conformaron con presentarlo en el programa de T.V.E., "Cajón desastre", presentado por Miriam Díaz Aroca.

En el verano del 89 ganaron el primer encuentro de pop-rock del Almería, que conllevó la grabación del primer disco (un mini-LP de seis canciones), y tras la marcha de Diego, estrenaron nuevo y definitivo guitarrista: Angel Yebra, con quien grabaron el disco a principios del 90. De los seis temas del vinilo destacaron temas como "No son horas" y "Amor a Muerte". La producción corrió a cargo de su paisano Fino. Este disco fue oficialmente presentado en una actuación en el Auditorio Maestro Padilla compartiendo cartel con Héroes del Silencio, en agosto del 91.

En el 91, primeramente Manolo se pasó a la guitarra, para reforzar el sonido, sustituyéndole en el bajo Julio Ubeda. Se grabaron varias maquetas, actuando mucho tanto dentro como fuera de Almería (Sala Revolver, de Madrid). Hicieron una aparición televisiva en Canal Sur, en el programa Hoy Mismo, compartiendo plató con Malevaje, sumándose Pedro Lacalle en la percusión. Finalmente, Manolo dejó definitivamente del grupo, a principio del 92.

El resultado de este intenso trabajo tuvo como resultado un disco póstumo editado en el 92, con dos temas Bochorno y El Desierto, grabado primero por el grupo y luego por músicos de estudio, por "sugerencia" de la discográfica AEPI. El disco pasó sin pena ni gloria, y a pesar de los esfuerzos de Fino y Carlos Martos en la producción lo que sonaba no era realmente ADM. El grupo se resintió de esta experiencia.

Las actuaciones eran cada vez más escasas. Julio, Ángel y Zapa formaron un grupo paralelo: Adictos. Julio abandona y ya con Sogui en el bajo, fueron seleccionados para representar a la ciudad de Almería en la Bienal de Jóvenes Creadores de Valencia, a finales del 92, en donde hicieron una digna actuación en la Sala Teatro. Fue lo último que hicieron antes de su disolución amistosa a comienzos del 93.

Bien acaba lo que bien empieza, como han demostrado al juntarse de nuevo, en el verano del 2005, para hacer un potente "revival" ante un público entregado; tanto que su antiguo road manager César, exclamó: ¡Si suenan como los Ramones!. Daniel Osorio (SONOSUR), manifestó: ¡Seguid sonando tan ruidosos, como siempre,...pero me ha gustado mucho!. A Guille y Roberto les pareció que sonamos a "grupo de garage "... y eso es lo que fue ADM, porque como dice la canción "no son horas de hacer tai-chi"...