Mundo Musical - Almería - Historia
Ácido Sulfúrico
Ácido Sulfúrico

La primera formación de este peculiar grupo, se remonta al año 1977 en El Ejido, con 4 miembros al cincuenta por ciento de Dalias y El Ejido: Fernando López, Jesús García, José Ramón Ortiz y Manolo Buendía. Era una banda de gente muy joven unidos por el Instituto de Santo Domingo y por su gusto común por la música de los Beatles.

Ensayando en locales mal acondicionados y con equipos de lo más cutre, nunca fue su objetivo inicial dedicarse de forma profesional a la música, más bien hacían pequeños conciertos en el Instituto, siempre entre amigos, destacando una delirante actuación en el cine de invierno de Dalias, ya desaparecido, versionando canciones de los Brincos, Beatles, y algunos temas propios, compartiendo escenario con el dúo "Pancho y Javier" y el grupo folk "Inquietud", que posteriormente pasaron a llamarse "Engarpe".

Se presentaron, sin suerte, para la selección de un legendario programa de televisión, quizás precursor del famoso "Operación Triunfo", llamado "Gente Joven", realizando las pruebas primero en el Conservatorio de Málaga, donde esperaba el "Maestro Ibarbia" para evaluar a los participantes, y posteriormente citados en Mazarrón, ya que en Málaga no pudieron actuar porque no había equipo de sonido (quizás más enfocado este concurso a la canción española o folklórica que a bandas de rock), los participantes demostraban sus aptitudes con el maestro al piano.

Sobre el año 79, el entonces bajista José Ramón Ortiz, deja el grupo para incorporarse como guitarrista a otra formación con un enfoque más profesional, que se bautizó con el nombre de MARATÓN;, también abandona el grupo Manolo Buendía, y se incorporan a Ácido Sulfúrico José Antonio García como guitarrista y Francisco Victoria como bajista.

En esta época, la nueva formación hace algunos "pinitos" en el terreno profesional con objeto de obtener financiación para comprar equipo, pero sin la intención de dedicarse profesionalmente a la música.

Por su forma dura, rebelde y contestataria de tocar, y por su poca disposición para entonar pasodobles o rumbas a petición de los "clientes" en las fiestas o verbenas en las que eran contratados, tuvieron algunos problemas y su pequeña carrera profesional acabó pronto, volviendo a un periodo de inactividad por diferentes circunstancias familiares y de trabajo de sus componentes.

El único que continuó en la música, por otro periodo de tiempo fue el bajista Francisco Victoria, incorporándose a grupos como "Doctor Doc" o "Morwen".

Pasaron los años, desapareciendo tanto el grupo como sus componentes del panorama musical, hasta que nuevamente, una vez cumplidos los requisitos que la vida va marcando, en cuanto a responsabilidades familiares, trabajo, etc. y sin relación con el mundo de la música profesional ninguno de los componentes, volvió a resurgir la banda, con sus componentes definitivos, que son en la actualidad Fernando López Romero (guitarra solista y voz), José Ramón Ortiz Bretones (guitarra y voz), Francisco Victoria Cantón (bajista y voz) y Jesús García Hernández (batería).

En la actualidad siguen en activo, y posiblemente seguirán hasta que el cuerpo aguante, siempre desde una perspectiva no profesional, actuando en fiestas privadas con amigos y conocidos, o en conciertos sin ánimo de lucro o con objetivos sociales y culturales.

En el verano de 2008, inauguraron el primer "Música contra el Cambio Climático" celebrado en Dalias, junto con las bandas "Los Flamenkines" y "Eskombro", festival organizado por la Asociación Ecologista El Valle y con pretensiones de perpetuarse año tras año con nuevas ediciones.

Siguen tocando lo que les apetece y cuando les apetece, moviéndose entre el pop y el rock progresivo, versionando temas y componiendo algunos propios, como "Polución", "Ácido Sulfúrico", "A quien no le gusta un poco de sangre", "Soldado herido", o "El esqueleto de mi guitarra", y aunque no están disponibles para ser contratados, si que lo están para pasarlo en grande compartiendo con amigos esto de la "Música" o para ayudar en causas solidarias.

José Ángel Pérez García